EL EXPERTO RESPONDE

Home / El experto responde

¿Cómo elegir un sustrato profesional de la Línea LightTer?

Toda la gama de sustratos Fertil – DSP se ha creado y estructurado en función de las características de sus materiales constituyentes.
Como consecuencia, la elección del cultivo también deberá realizarse siguiendo los mismos criterios. Es decir, la elección de la tierra no se realiza de acuerdo a la planta cultivada, sino al método de cultivo adoptado.


¿Qué entendemos por «características físicas»?

Las propiedades físicas del sustrato hacen referencia a las características determinadas por la distribución espacial de las partículas sólidas, por su tamaño y por su naturaleza.
Estas propiedades son básicas, ya que nos informan sobre el método de riego más adecuado (que se ha de emplear), el tamaño ideal de la maceta, etc. Para no perderse en el contenido de las Fichas Técnicas del Producto o del catálogo, es necesario haber comprendido ciertos conceptos y nociones sobre las características físicas de los sustratos.


¿Cuáles son las principales características físicas?

Densidad aparente (Bulk density):
indica el peso seco de un volumen de tierra. Se trata del peso específico del material deshidratado a 105°C y no a la tierra en su estado normal. El valor de la densidad aparente aporta información sobre la composición y la estructura física de la mezcla;
Volumen de agua a pF1 y a pF2:
La cantidad de agua disponible para la absorción vegetal en un sustrato turboso dirigido al cultivo en recipiente se encuentra comprendida entre dos valores de fuerza de succión (fuerza ejercida por las raíces en el agua o de absorción y analíticamente determinable en términos de tensión: altura de columna de agua). Los dos valores corresponden a 10 cm de columna de agua (pF1) y 100 cm (pF2). El primer valor corresponde al porcentaje del volumen de agua en el contexto de «capacidad de la maceta», es decir, una vez escurrida como consecuencia de la fuerza de gravedad.
La diferencia entre los valores corresponde al porcentaje en el volumen de agua disponible para las plantas (agua de fácil disposición + agua de reserva).
Este concepto se refleja en la curva de retención hídrica.
Clase hidrológica:
con el concepto de clase hidrológica se sobrentiende la unidad de clasificación de los sustratos según la clasificación propuesta por la fundación RHP. A cada clase hidrológica pertenecen sustratos caracterizados por capacidades de aireación diferente

Curva di ritenzione

 

Classi


¿Cuál es la tierra más adecuada?

Desde el punto de visto agronómico, el criterio que se debe seguir para tomar una decisión es el siguiente:
Los sustratos caracterizados por una elevada capacidad de aireación, es decir, de clase hidrológica baja, están indicados para: el cultivo en recipientes de gran tamaño (> 16 cm), para el cultivo de especies de ciclo largo, para los sistemas de riego ebb&flow, para las especies sensibles a las patologías de las raíces; Por otro lado, los sustratos caracterizados por una menor capacidad de aireación, es decir, de clase hidrológica elevada, están indicados principalmente para: el cultivo en recipientes pequeños y medianos, cultivos de ciclo medio o breve, sistemas de riego por aspersión o riego subterráneo. Una vez aclarados estos conceptos básicos, cada usuario deberá personalizar su elección del sustrato analizando detalladamente el propio sistema de cultivo (tipo de riego, tipo de recipiente, etc.).